Dante Olivera Bravo y Catalina Oyarzún Alarcón obtuvieron una beca en dinero producto de su buen desempeño en la Prueba de Selección Universitaria, que les permitirá iniciar de buena forma su educación superior.

Cada año Codelco distingue a los buenos alumnos, hijos de sus trabajadores y lo hace en base a su rendimiento académico en la PSU y que les permite el cambio de poder ir a la universidad.

En este 2019, en la ocasión entre los premiado hubo dos socios del Sindicato Industrial de Integración Laboral SIIL, quien obtuvieron sus puntajes por sobre los 650 puntos que les permitirán estudiar las carreras que ellos desean

Es el caso de Dante Olivera Bravo,  hijo del trabajador José Olivera, de la Gerencia de Minas, y este año comenzará sus estudios de ingeniería civil mecánica en la Universidad Técnica Federico Santa María y de Catalina Oyarzún Alarcón, hija del trabajador Jorge Oyarzún, de la Gerencia de Servicios.

La Directiva del Sindicato Industrial de Integración Laboral, insta a Catalina y Dante a seguir esforzándose en los estudios y sobre todo en este gran paso que es la educación superior, por lo que también les desea suerte en las carreras que han optado.