Realizaron una campaña por cerca de dos meses para ir en ayuda de cerca de 100 niños de muy escasos recursos de dos colegios de la provincia de Alto Bio-Bio y así entregar una alegría en estas fechas.

La navidad siempre hace aflorar hermosos sentimientos  y estos llegaron a un grupo cercano a 10 trabajadores de la división Andina de Codelco quienes durante dos meses realizaron una campaña entre compañeros de trabajo,  amigos y familiares para ir en ayuda de niños de dos colegios de la provincia de Alto Bio Bio en la octava región, pertenecientes a una comunidad Puhuenche, llevarles regalos y así celebrar la navidad.

Estos trabajadores, viajaron hasta la localidad de Guayalí y Quepuca-Ralco, donde brindaron un desayuno y una once a los niños de dos escuelas, reuniendo a casi 100 estudiantes, los cuales recibieron regalos y celebraron una navidad diferente, ya que son de muy escasos recursos.

Según comentó Genaro Villalobos Chávez, organizador de la cruzada solidaria «fue una gran satisfacción entregar un poco de alegría a los niños, quienes disfrutaron de este momento donde se les hizo una colación a cada uno y pudieron comer golosinas y jugar, además de recibir un regalo, donde incluso se les entregaron globos inflables con figuras que nunca habían visto y que es tan normal para algunos, y que ellos lo veían como toda una novedad, lo que reconforta mucho».

En esta campaña ayudó mucha gente cerca de 100 personas entre familiares de los trabajadores, compañeros de trabajo y empresarios, como la empresa Pacoll de Llay Llay que aportó con el furgón para el transporte y todo ello permitió que los cerca de 100 niños y algunos profesores y gente de la comunidad Puhuenche disfrutara de esta navidad.

También en la ocasión y cumpliendo el compromiso hecho en la visita que se hizo en el mes de octubre, se confeccionaron buzos para 62 niños de una escuela rural, los cuales fueron entregados a cada uno de ellos.

«Queremos agradecer a cada uno quienes aportaron en esta campaña, ya que todo granito de arena permitió entregar una alegría a los niños de esta zona que realmente lo necesitan, así como también a la gente que nos recibió en la comunidad, donde quedamos encantados de poder aportar», sostuvo Genaro Villalobos.

Si bien por las fechas en esta ocasión fueron menos los trabajadores que viajaron a entregar la ayuda, no se descarta en un futuro volver a ayudar a esta comunidad u otra de escasos recursos o que lo necesiten, como ya se ha hecho antes con gente que ha vivido catástrofes naturales o damnificados.

ayudapuehuenchenavidad3 ayudapuehuenchenavidad2 ayudapuehuenchenavidad1 ayudapuehuenchenavidad